14 de febrero de 2017

Un amor que nos separa... Y nos une más. Esto es cosa de Dos

Un 14 de febrero más que queda atrás, por fin San Valentín  y su cabeza pueden descansar en paz otro año.


El día de San Valentín para nosotros es un día cualquiera, pero eso no implica que no lo celebremos, pues el amor y la amistad han de estar presentes en nuestras vidas siempre, los 365 días del año, de lo contrario esto no funcionaría.


Pero ahora somos tres y he leído que cuando llegan los hijos los momentos románticos, a solas, son muy escasos y pasan a segundo plano, por eso uno va aprendiendo a esperar el día, para ver si se alinean los planetas y podemos disfrutar un momento en pareja, juntos solo mamá y papá.



Amor de tres




Un amor de tres


Así es el amor que disfrutamos desde que llegó nuestra nena, pero la mayor parte del tiempo lo vivimos de dos en dos, porque nos turnamos para estar con ella, uno la cuida mientras el otro descansa, trabaja, hace los quehaceres de la casa, en fin, nos vamos alternando para que ella siempre tenga al menos a uno de los dos cerca, disfrutando cada momento que le estamos dando y cuando podemos estar los tres juntos es cuando mejor se pone.


Estábamos muy acostumbrados a ser solo nosotros dos, nuestro noviazgo fue de siete años, y una vez casados, pasaron cinco años más para que nuestra hija llegara, para darle a nuestras vidas una luz muy diferente y hermosa. Poco a poco nos vamos adaptando y el aprendizaje se disfruta bastante. Es agotador, pero hacemos nuestro mejor esfuerzo con mucha alegría y llenos de ilusión. Se hace lo que se pueda.



Papá también puede y debe ayudar


Anteriormente se asumía que era responsabilidad única de la madre atender a los niños, principalmente en las primeras etapas. Dichosamente esa mentalidad va quedando atrás, los padres se ven ahora más inmersos en la crianza de los niños desde que nacen y esto trae beneficios para todos; le aliviana un poco la carga a las mamás y permiten que los padres y sus hijos forjen una relación más estrecha e íntima.


Si bien es cierto que algunas cosas sólo las puede hacer mamá, hay muchas otras en las que los padres podemos ayudar, y no miento cuando aseguro que la satisfacción es enorme.


En la mayoría de los casos los padres están fuera casi todo el día y llegan cansados a casa, pero aunque sea cinco minutos que se dediquen al bebé, pueden hacer la diferencia. Además no debemos olvidar que la tarea es dura y mamá también está igual o incluso más cansada que papá.



Padres atrévanse a:



  • Cambiar pañales; al principio es complicado, pero eso no le quita lo divertido.

  • Bañarle; es un momento muy especial y crea un vínculo de confianza.

  • Arrullarle para que se duerma; a veces es difícil, sobre todo cuando llora mucho y no se quiere/puede dormir, pero una vez lo logras y la ves dormida encuentras una paz única.

  • Denle un buen masaje a bebé con aceite o crema; esto le relaja un montón y estimula su desarrollo.

  • Mamá también se merece un buen masaje! Los beneficios ya los conoces.

  • Haz los quehaceres del hogar; para que mamá pueda estar tranquila y feliz con bebé.

  • Juega con bebé, háblale mucho; esto también estimula su desarrollo y cuando empiece a sonreír y/o a intentar responderte te vas a sentir como si fueras un súper héroe.

  • levántate por las noches; trata de estar atento al llanto de bebé e intenta dormirle, no es justo que mamá no tenga que hacer todo el trabajo sola.

  • Dale el biberón y sácale los gases; así le das a mamá valiosos momentos de descanso.

  • Prestale a mamá tu oído, apóyala en todo, respeta su opinión y sus necesidades.

  • infórmate constantemente, mientras más puedas aprender, más podrás ayudar y más disfrutarás a bebé.


Son un Regalo, no un pretexto


Para finalizar quería tocar rápidamente un asuntito relacionado con el amor: Muchas parejas en crisis, o que simplemente ya no dan más, piensan que un bebé puede ser la solución a los problemas. La tonta idea de que "un bebé va a lograr unirnos y salvar la relación", esto es un error gravísimo y en lugar de arreglar los problemas de los dos, se les va a complicar la existencia a los tres.


Un bebé es un regalo y un privilegio, no un pretexto para seguir adelante.


¿Y ustedes que opinan del 14 de febrero?


¿Qué otras formas de ayudar a mamá y pasar más tiempo de calidad con los bebés se les ocurren?

1 comentario:

  1. […] el 14 de febrero, y aunque Mamá Dragón y yo “no lo celebramos”, me dieron ganas de ponerme romántico esta […]

    ResponderEliminar

Relacionadas

Entrada Recomendada

Ya son nueve meses. El tiempo corre

La vida pasa volando. Esa certeza se cierne sobre mí cada vez con más contundencia desde que soy papá. Ahí va superando retos y dán...