16 de enero de 2017

¡La cesárea no te hace menos Madre!

Lamentablemente el parto por cesárea, aún hoy en día, acarrea muchos estigmas; en pleno siglo XXI todavía hay quienes se llenan la boca con frases hechas contra las mujeres que han parido mediante este procedimiento y lo más sorprendente es que en la mayoría de los casos son otras mujeres quienes se disponen a soltar las fracesitas, ya sea por darse a sí mismas aires de grandeza, por mala intención o por simple, triste y llana ignorancia.





[caption id="attachment_269" align="aligncenter" width="500"]Cesárea la puerta del amor Fotografía de Hellen Aller.[/caption]


Algunas de esas estúpidas afirmaciones que hemos escuchado son:





      1. "Los bebés que nacen por cesárea no tuvieron que luchar para salir, entonces serán personas conformistas".

      2. "Las mujeres que tienen parto por cesárea es porque son unas miedosas que le huyen al dolor".

      3. Y la más indignante de todas:




"Las mujeres que han parido por cesárea, no son realmente madres".

Las cosas no siempre salen cien por ciento como se planean, en nuestro caso por ejemplo, nos habíamos preparado para un parto vaginal, pero, una vez fuimos al último ultrasonido nos dijeron que era casi imposible debido a la posición de la bebé y que nos fuéramos haciendo a la idea de una cesárea, al final todo salió perfecto y no tenemos nada de que arrepentirnos a pesar de tener claro que un parto vaginal tiene enormes beneficios, sin embargo insisto, no siempre las cosas salen como se planean.






      1. El que una persona sea o no conformista no se define por la forma en que vino al mundo, sino más bien por la educación y los valores que le inculquen sus padres.

      2. Hay que tener en cuenta que la recuperación de una cesárea es por lo general más lenta y dolorosa que la de un parto vaginal, a la madre se le dificulta cargar al bebé por el dolor, es más difícil conciliar el sueño, los efectos secundarios de la anestesia pueden ser bastante molestos. Además en muchísimas ocasiones la madre tiene que lidiar con todos los dolores y contracciones para después lidiar con los inconvenientes de la cesárea.

      3. Haber dado a luz por cesárea no te hace menos madre. Haber dado a luz por cesárea te hace Valiente, porque a pesar de haber tenido que enfrentar la cirugía sola (cómo sucede en muchos casos, principalmente en la seguridad social), tomaste el miedo y lo lanzaste lejos, sabiendo que estabas haciendo lo mejor para tu bebé. Haber dado a luz por cesárea te hace Fuerte por tener que haber enfrentado un cambio de planes sin quejarte y "echar pa'lante" para afrontar lo que venga, por haber soportado todos los cortes y suturas necesarios para que tu bebé naciera. Haber dado a luz por cesárea te hace Bella porque esa cicatríz es el recordatorio vivo de tu valentía, de tu fortaleza y de tu amor, es la puerta que dio la entrada a tu hij@ al mundo.




 

Ser madre no es solo parir.


Hay grandes mujeres, que son grandes madres y ni siquiera han gestado a sus hij@s. Muchas mujeres ya son y se sienten madres incluso antes de dar a luz, saben que están engendrando un bebé al cual amarán indiferentemente de la forma en que venga al mundo.

No dejés nunca que alguien te haga sentirte menos, por la forma en que tu bebé nació.

Por otro lado, antes de hablar, pensemos y pongámonos en los pies de los demás, nunca está de más tener un poco de empatía.

2 comentarios:

  1. He llegado a esta entrada a través del VDLN, y me ha encantado! Yo la mayor fue vaginal, pero el peque estaba sentado en el cuello del útero y me tuvieron que hacer cesárea. Ojalá hubiera podido ser parto vaginal, después de 18 meses sigo recuperándome y tengo secuelas. Así que la cesárea no es el camino fácil, por el contrario es una cirugía y por tanto el camino difícil. Enhorabuena por la entrada, me ha encantado

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por ambos partos!
    En el caso de mi esposa fue igual, la nena estaba sentada. Ayer se cumplieron tres meses del nacimiento de nuestra bebé y por dicha todo ha evolucionado bien, ya solamente le duele con algunas tareas de la casa un poco pesadas y los días que la bebé está pegada y quiere que la carguen todo el día, yo trato de ayudar, aunque a veces es mucha la "mamitis" y solo con ella quiere estar.
    Me alegra mucho que te haya gustado la entrada!

    ResponderEliminar

Relacionadas

Entrada Recomendada

Ya son nueve meses. El tiempo corre

La vida pasa volando. Esa certeza se cierne sobre mí cada vez con más contundencia desde que soy papá. Ahí va superando retos y dán...