20 de octubre de 2016

Hagamos conciencia. #PolishedMan

Mi pequeña Khaleesi aún no se asoma al mundo, pero sólo de pensar que alguien pueda, siquiera pensar, en hacerle cualquier tipo de daño hace que me llene de rabia y se me disparen los instintos asesinos.


Analicemoslo en frío... ¿Qué clase de ¿ser humano? puede ser capaz de hacerle algún daño a un niño? Pero por más que le demos vueltas a esas cuestiones del sentido común, tenemos que admitir que sí existen monstruos que cometen esas atrocidades. En la publicación de Papás blogueros citan que:


[su_quote]Según el Consejo Europeo, una de cada cinco criaturas es o será víctima de abusos tanto físicos como sexuales en algún momento de su vida antes de llegar a los 18 años.[/su_quote]


Esos abusos son cometidos por hombres en el 90% de los casos... ¡Pena ajena da llamarles hombres! No hay castigo suficiente para quien abuse de un niño.


Existen muchas formas de abuso infantil, todos igual de malas y crueles: Abuso Sexual, Abuso Físico, Abuso Psicológico, Abuso verbal, Menosprecio, Negligencia, Privación de cuidados básicos...


abuso infantil


¡No hay ninguna excusa! Qué el niño es muy malcriado; sos vos quien lo ha criado y es culpa tuya, si querés pegar pegate vos bien fuerte. Qué la nena es muy necia, pensá si le das la suficiente atención, si querés gritar mejor pesnálo dos veces. Imbécil, recordá que también vos fuiste un niño, y si alguien te hizo daño, buscá ayuda y superálo, pero no te desquités con los pequeños.


¡Que vos no sos abusador! Muy bien, felicidades. Pero tampoco se vale mirar para otro lado, si somos testigos de un abuso y no actuamos por "no meternos en lo que no nos importa" estamos siendo cómplices e indirectamente abusadores, la negligencia también es abuso.



#PolishedMan


 

No al abuso

 

Y voy y me pinto una uña... La vida es muy bonita... que bonito lo bonito... y todo es muy bonito.

¿Qué cambia las cosas el pintarme una uña de uno de mis condenados dedos gordos? En realidad en nada. Yo, al igual que muchas personas, hago mi parte todos los días lo mejor que puedo.

La uña pintada es sólo un recordatorio de lo que hay que hacer... Y sobre todo de lo que NO hay que hacer. Pintarnos la uña es sólo una pequeña forma simbólica de llamar a la acción, de tratar de alzar la voz y crear un poquito de conciencia.

Abramos los ojos y confiemos en nuestros niños, en la mayoría de los casos la persona malvada está más cerca de lo que pensamos: Un hermano, medio hermano, un tío, el abuelo, el vecino amable, el cercanísimo amigo de la familia.

Y si vemos algo que anda mal, hay que denunciar. Alcemos la voz, por los que no pueden.


 


Aquí les dejo la historia del nacimiento de la campaña:


[su_quote]Elliot Costello viajaba por Cambodia, cuando conoció a una niña de ocho años de nombre Thea, quien decidió contarle su historia de vida.

Thea le contó que cuando su padre murió, su familia la mandó a un orfanato, en el cual vivió dos años. Después de ese periodo, un señor la adoptó y prometió cuidarla; sin embargo, este hombre abusó de ella física y sexualmente por mucho tiempo.

Mientras Thea relataba su historia, aprovechó el tiempo para dibujarle a Elliot un corazón en la mano, pintarle una uña de azul y después despedirse.

El hecho le causó un revuelo al australiano, quien decidió honrarla de esta manera: Para crear consciencia sobre el abuso sexual y físico infantil, y en honor a Thea, creó el movimiento Polished Man, que consiste en pintarse solo una uña de la mano en octubre. Además, a través del sitio de internet Polished Man, se busca la recaudación de donativos que después serán canalizados a programas de recuperación y prevención de traumas, a través de fundaciones como Australia Childhood Foundation y World Vision.[/su_quote]

 

Informáte


https://www.polishedman.com/

https://twitter.com/polished_man

https://www.facebook.com/polishedmancampaign

 

Por favor comparte esta publicación...





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Relacionadas

Entrada Recomendada

Ya son nueve meses. El tiempo corre

La vida pasa volando. Esa certeza se cierne sobre mí cada vez con más contundencia desde que soy papá. Ahí va superando retos y dán...